Probamos el nuevo Mercedes E220D 2016
Featured

18 Enero 2017
Author 

Hoy tenemos en nuestras manos el nuevo Mercedes E220d 2016, quinta generación del modelo de la prestigiosa marca  alemana que fue presentado en el salón del automóvil de Detroit de este año. Su motor de 4 cilindros y 2000 cc proporciona hasta 194 CV de potencia, que llegan hasta las ruedas traseras a través de un cambio automático de 9 velocidades. Esta unidad en concreto posee el paquete de asistencia a la conducción DRIVE PILOT y el paquete AMG de acabados interior y exterior, alcanzando un precio de adquisición de unos 62.000 €. Ahora bien, ¿merece la pena?

Los motores del nuevo clase E 220D son completamente nuevos, y reemplazan a los utilizados en el anterior modelo del año 2013. Si comparamos el nuevo motor con el de anterior generación, éste es más ligero, compacto y eficiente .

En el apartado del peso, la utilización de grandes cantidades de aluminio en lugar de hierro fundido contribuye a reducir la masa en unos 35 kilos respecto al anterior motor. Los motores emplean la tecnología NANOSLIDE, basada en un proceso en el que se produce la pulverización de hilos de hierro y carbono mediante arco voltaico, creando una capa de material en las camisas del motor que disminuye la fricción, además de conseguir un bloque tremendamente ligero.

En cuanto a la sobrealimentación, se ha pasado de la utilización de un sistema con doble turbo a emplear un único y eficiente turbo de geometría variable, capaz de adaptar perfectamente la orientación de sus álabes al caudal de gases de escape, para soplar un máximo de hasta 2,05 bares, con un lag o retraso reducido al mínimo.

Además, se ha rediseñado la cabeza del pistón para conseguir una mayor eficiencia en la combustión, y se ha aumentado la presión en el sistema common rail hasta los 2050 bares, lo que unido a mejoras y optimizaciones en los auxiliares del motor, el nuevo intercooler, o los mejorados conductos de admisión y escape, lo sitúan como un motor tremendamente tecnológico y eficiente, capaz de hacer pasar al coche de 0 a 100 km/h en apenas 7,3 segundos, frente a los 8,2 del anterior E220D, homologando un consumo de únicamente 3,9 litros cada 100 km en circuito mixto, frente a los 4,2 del modelo anterior. 

Junto con todos estos avances, se han llevado a cabo grandes esfuerzos para conseguir un tratamiento óptimo de los gases de escape. Para ello, los gases salientes del turbocompresor pasan en una primera fase por un catalizador de oxidación, donde la presencia de oxígeno hace que el monóxido de carbono se convierta en CO2, y los hidrocarburos presentes en los gases en vapor de agua y más CO2. A continuación, tras pasar por el famoso filtro de partículas, se vaporiza adblue en el flujo de gases de escape en un moderno sistema SCR, donde se reducen al mínimo los óxidos de nitrógeno y pasan a convertirse en nitrógeno y vapor de agua. Además de este tratamiento, el nuevo motor cuenta con dos válvulas EGR, capaces de recircular gases de escape a la admisión para reducir la temperatura de la cámara de combustión, y emitir de esta forma niveles finales mínimos de óxidos de nitrógeno. 

Aerodinámica, diseño externo e interiores

El elegante diseño exterior es muy similar al del Mercedes Clase S. Sus trabajadas líneas reducen el coeficiente aerodinámico hasta situarlo en 0,23, menor que los valores obtenidos por vehículos similares de la competencia. Este bajo valor de resistencia al avance contribuye sin duda a la reducción del ruido y consumo, además de mejorar el confort durante la marcha a velocidades elevadas.

La fabricación y ensamblaje de la carrocería están muy trabajadas, y contribuyen  sin duda a la reducción del ruido exterior, además de bajar el coeficiente de resistencia aerodinámica. El vehículo posee un ajuste muy preciso de los faros, capó y puertas, además de unos retrovisores muy redondeados.

Interiores

El aspecto interior es distinto al del anterior Clase E, y muy cercano al del actual Clase S. La instrumentación tiene dos variantes, indicadores de aguja o una acertada pantalla de 12,3 pulgadas. En el propio volante existen superficies sensibles al tacto que sirven para desplazarse por los distintos menús. El sistema multimedia también se puede manejar con el panel táctil y la ruleta giratoria que hay entre los dos asientos delanteros. Quizás se pueda reprochar a Mercedes que el manejo del cuadro de instrumentos es algo complicado y poco intuitivo, necesitándose un cierto tiempo de adaptación para lograr manejarlo de forma correcta.

En cuanto a los acabados, los distintos componentes del Clase E dan muy buena impresión. En el nivel de acabado que lleva nuestra unidad de pruebas, el AMG Line, se emplea de forma correcta el cuero y  los acabados a través de molduras en plástico negro brillante.

En cuanto al espacio para los ocupantes, el nuevo Mercedes Clase E es uno de los que presenta mejores dimensiones dentro de la categoría. El espacio en la fila delantera es realmente amplio, incluso para personas de más de dos metros. Los asientos permiten seleccionar opciones de masaje, calefacción o ventilación, incluso los asientos pueden hincharse o desincharse para aumentar el grado de confort.

Respecto al espacio en las plazas traseras, como suele suceder en estos vehículos, la presencia de un ocupante central de complexión amplia puede hacer que las tres personas que viajan en la parte trasera no lo hagan con un nivel apropiado de confort.

Por su parte, el maletero es de 540 litros, uno de los más grandes del segmento. Sin lugar a dudas, el espacio existente permite cargar numerosos bultos en viajes de largas distancias sin mayor problema.

Si hablamos de algunas de sus opciones de configuración, el nuevo E220D tiene la posibilidad de incorporar un climatizador de tres zonas con un coste extra de 1.130 €, y la opción de adquirir un elegante techo solar por 2350 €. Si bien esta alternativa proporciona más luminosidad al habitáculo, puede dar problemas para que los ocupantes de más de metro noventa de estatura puedan circular erguidos completamente. Existe también un paquete de iluminación opcional que posee leds ornamentales ocultos en ciertas partes de la consola, de las puertas, en el hueco de las piernas y en el techo, entre otros lugares, capaces de emitir luz en hasta 64 colores distintos.

Modos de conducción

Al conducir el vehículo, se aprecia como el motor es capaz de moverlo con sobrada solvencia, a pesar de sus 1680 kilogramos. Las vibraciones que se producen dentro del habitáculo son casi imperceptibles, así como la sonoridad proveniente del propio motor.

Existen 4 modos de conducción predefinidos: Eco, Confort, Sport y Sport +. La diferencia fundamental consiste en la aceleración y respuesta que se consigue al ejercer presión sobre el pedal derecho, salvo al pisar a fondo, que en cualquier modo el coche acelerará todo lo posible. Otro cambio apreciable al movernos de un modo a otro, es el comportamiento del cambio automático de 9 velocidades. Con el modo Eco, el cambio inserta el punto muerto cuando no se pisa ninguno de los pedales, iniciándose un modo de conducción a vela sin aplicar freno motor,  para dejar al vehículo avanzar por su propia inercia. Por su parte, con el modo Confort la función de avance por inercia se desactiva. El modo Sport hace que los cambios a la siguiente marcha se produzcan a un mayor número de revoluciones, mientras que en el modo Sport+ sucede algo parecido pero cada salto de marcha se produce con mayor brusquedad.

La suspensión AGILITY CONTROL de altura rebajada proporciona en general un grado de confort elevado. Suaviza perfectamente los baches típicos que abundan en autovías y autopistas, si bien hay que decir que habría que pedirle mayor suavidad al pasar por irregularidades urbanas en el pavimento, o por simples badenes.

En cuanto a su comportamiento en curva, el E220D tiene ciertos problemas al tratar de llevar a cabo una conducción deportiva. Al trazar giros a alta velocidad, la dirección del vehículo no transmite sensación de precisión, y las ruedas delanteras pierden capacidad de realizar las curvas sin que el conductor aprecie cambios de resistencia en el volante, además de producirse un incorrecto bamboleo de la carrocería.

Si hablamos del comportamiento de los frenos, el nuevo Mercedes E220D presenta una actitud envidiable, tanto si la frenada es en una recta, como si se necesita pegar un frenazo en medio de una curva. Necesita una distancia de frenado de 53,6 metros para parar completamente el coche desde 120 km/h. Si bien esta cifra no es la mejor del segmento, se encuentra sin duda en los primeros puestos.

Asistencia a la conducción

No podemos acabar este reportaje sin hablar del funcionamiento de las ayudas a la conducción más llamativas que incorpora el nuevo Mercedes E220D.

En primer lugar, hablaremos del llamado DRIVE PILOT o Piloto automático. Este sistema es capaz de mantener una velocidad determinada y guardar la distancia de seguridad con el vehículo que llevemos delante, sin rebasar los límites establecidos de velocidad máxima. Además, éste permite mover el volante de forma autónoma para evitar salidas de carril, siendo capaz el coche de trazar las curvas por nosotros mismos. Si las líneas de los carriles no están bien pintadas o no existen, el vehículo es capaz de guiarse sin problemas por los vehículos precedentes. Otra funcionalidad que incorpora es que al darle al intermitente, el E220D es capaz de cambiarse por sí mismo de carril sin necesidad de que el conductor toque el volante.

Como no podía ser de otra forma, el nuevo Clase E posee tiene un sistema de frenado automático capaz de detener el coche cuando existe riesgo de atropello o de colisión con otro vehículo. Según la marca, a velocidades de hasta 100 km/h puede evitar el accidente, y por encima de esta velocidad reducir la severidad del mismo.

Si hablamos de las funciones de aparcamiento automático, destaca la posibilidad de poder aparcar el coche desde un teléfono móvil Samsung, desde distancias inferiores a 4 metros del vehículo. También es posible sacar el coche de la plaza de aparcamiento de esta misma forma.

Ver video de la prueba

Conclusión

La competencia directa del Mercedes E220D está compuesta por el BMW 520D, el Audi A6 y el Jaguar XF. Dentro de todos estos vehículos, el coche de Mercedes es el más caro. Sin embargo, es el que presenta mayor espacio interior, tanto para las plazas delanteras y traseras, como en el maletero. Además, el Mercedes es el más ligero, y dentro de la familia de motores de prestaciones similares, el suyo es el que presenta menores consumos y mayores aceleraciones. Por tanto, si buscas elegancia, personalidad y prestaciones, éste es tu coche.

 

 

688 Visitas
Daniel Agudo

Media

Galería Fotográfica

  

  

Videos

Revista creada y alimentada por amantes del motor para amantes del motor. En 2012 la unión de varios amigos apasionados al motor, concretamente a los rallyes decidieron unir fuerzas y crear REVISTAMOTOR. Con el objetivo de informar a los amantes del motor de todas las novedades y sucesos de este deporte de la forma más clara y objetiva.

MEDIO ACREDITADO

PANDA RAID

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra Política de Cookies.
Más información De acuerdo