Prueba OPEL ASTRA 1.6 DYNAMIC 200 CV
Featured

27 Marzo 2017
Author 

Hoy probamos el nuevo Opel Astra, presentado en el pasado Salón del Automóvil de Frankfurt, y que supone ya la quinta generación de esta saga de automóviles nacida allá por el año 1.991. La unidad que tenemos en nuestras manos lleva un motor 1.6 gasolina sobrealimentado que es capaz de llegar hasta los 200 CV. Por su parte, el nivel de acabado de nuestra muestra es el denominado Dynamic. En conjunto, estamos ante un coche con un competitivo precio de menos de 22.000 €. Pasamos a analizarlo.

Interior

Este Opel Astra es algo más pequeño que el de la anterior generación. Sin embargo, cabe destacar que sus interiores son verdaderamente espaciosos, a un nivel verdaderamente elevado dentro del segmento de los compactos, gracias a una efectiva redistribución del espacio. Como inconveniente y de forma evidente, el maletero, en este caso de unos 370 litros, no es de los más espaciosos dentro de los coches con los que compite.

Posee un ajuste preciso entre los acabados, mostrando un interesante aspecto de solidez y buen ajuste. Sin embargo, no esperéis un aspecto lujoso o estridente, pues no es el objetivo que se ha buscado en su diseño.

Posee una intuitiva y funcional pantalla táctil, con iconos de correcto tamaño y sencilla utilización. Se echa en falta poder cambiar los colores de la iluminación, como sucede en otros vehículos actuales.

Posee asientos ergonómicos, calefactables, y con capacidad para dar masajes. Dichos asientos son regulables eléctricamente y pueden memorizar dos configuraciones de posicionamiento.

Exterior 

En cuanto al diseño exterior, posee una parrilla doble con el logotipo en posición central y línea ascendente con un embellecedor en negro. No tiene una caída en la parte trasera muy pronunciada. El paragolpes trasero lleva un difusor que alberga las dos salidas de escape.

Gracias a todas sus mejoras aerodinámicas, se ha conseguido un coeficiente de resistencia al avande de hasta 0,29.

Comportamiento del motor

El motor se muestra contundente, con unas prestaciones verdaderamente interesantes. Esta circunstancia se vuelve radical en el modo Sport, donde el tacto con el pedal derecho se vuelve muy sensible, así como la dirección.

El cambio de marchas de seis velocidades tiene unos precisos y cómodos recorridos. Sus 200 CV llegan a las ruedas delanteras de forma más que eficiente, consiguiendo un paso de 0 a 100 km/h de 7 segundos, y unos 235 km/h de velocidad máxima.

Su motor no transmite vibraciones al habitáculo, y el sonido apreciado desde el interior es bastante comedido, salvo a altas rpm.

Por otra parte, en cuanto al consumo, es difícil bajar de 7,5 litros en circuito mixto, por lo que este Opel Astra no destaca por su eficiencia.

Reducción de peso

Los ingenieros alemanes se han esmerado en reducir el peso del vehículo. Para ello, destaca el trabajo sobre la carrocería, el uso de aceros de alta resistencia en el chasis, ruedas de menor tamaño o el escape es más ligero. En este apartado, la reducción de peso también ha llegado al motor, donde se emplea un bloque de aluminio y árboles de levas huecos, para limar todavía un poco más el resultado sobre la báscula. El resultado es que se reducen entre 120 y 200 kilos, según el modelo de vehículo, respecto a la anterior generación.

Esta reducción de peso le hace sin duda ganar agilidad y reducir el consumo. Sin embargo, los 1.350 kilogramos que pesa nuestra unidad, se encuentran todavía lejos de los vehículos más livianos del segmento…

Comportamiento

Esta nueva generación es claramente más ágil que la anterior, reaccionando el coche de forma más ágil con los movimientos del volante. Tarda menos en apoyar en las curvas y resulta sencillo realizar cambios de trayectoria. Sin embargo, en el comportamiento en curva sigue estando a años luz de coches como el Seat León o el Mazda 3, pues falta aun por aumentar la precisión de la dirección.

La suspensión no dispone de regulaciones. Sin embargo, el confort mostrado por la suspensión es bastante correcto, y proporciona un elevado aislamiento acústico ante las irregularidades encontradas durante la marcha.

En cuanto a la distancia de frenado, la realidad es que se encuentra entre las mejores del segmento. Sin embargo, los frenos se calientan con demasiada facilidad. Esta circunstancia, unida a su dificultad para tomar curvas a alta velocidad, deriva en que los conductores con aspiraciones más deportivas no encuentren en el nuevo Opel Astra su mejor opción de compra. Nada que ver son su comportamiento en recta, donde los conductores quedarán más que satisfechos al ver como la mecánica es capaz de transmitir sus 200 Cv al asfalto de forma más que eficiente.

Equipamiento

Donde sin duda puede sacar pecho este vehículo es en su nivel de equipamiento. En primer lugar, posee sistema de arranque en pendiente o volante regulable en altura y profundidad.

Incorpora el sistema Opel Eye, capaz de interpretar la información proporcionada por una cámara localizada en el parabrisas para realizar frenadas de emergencia, mantener la trayectoria del volante en casos de cambio involuntario de carril, detectar vehículos en el ángulo muerto, leer señales o aparcar sin manos.

Otro aspecto relevante son sus opciones de conectividad, ya que dispondrás de opciones con las que podrás proyectar tu Smartphone a la pantalla del vehículo, o un sistema de wifi integrada que permite enlazar hasta 7 dispositivos de forma simultánea, sin límite en la utilización de datos.

Por otra parte, destaca el Sistema Opel OnStar, con el que a través de únicamente pulsar un botón, es posible contactar con un centro de asistencia 24 h que te mandará un itinerario, el estado del vehículo, o ayuda en caso de emergencia y necesidad de asistencia en carretera. Los servicios de Wifi y Opel OnStar son gratuitos el primer año. A partir de esta fecha, se cobrarán 100 euros anuales por el sistema Opel OnStar, y un precio todavía por determinar para el servicio de wifi.

Por último, cabe destacar el novedoso sistema de iluminación Intellilux que puedes adquirir por 850 euros. A través de un sistema con 8 grupos de faros de matriz LED, el sistema es capaz de proyectar un haz de luz más blanca que el xenón y por tanto con la capacidad de generar menores niveles de fatiga en la vista humana, ampliando el nivel de seguridad. Cuando se pone el modo automático, el sistema de iluminación es capaz de emplear la señal de Opel Eye para regular por si mismo las necesidades de iluminación. En caso de circular con una carretera con poca luz, el sistema conectará el equivalente a las luces largas, iluminando una mayor distancia. En caso de venir un coche de frente la iluminación led se apagará parcialmente, ensombreciendo la parte de la línea de visión que podría producir un deslumbramiento en el el conductor en cuestión, pero manteniendo perfectamente iluminada el resto de la carretera. Lo cierto es que el sistema funciona de forma realmente eficiente, si bien se le puede reprochar que dichas luces no giren al tomar las curvas, mejorando todavía más la iluminación. 

1401 Visitas
Daniel Agudo

Media

Galería Fotográfica

  

  

Videos

Revista creada y alimentada por amantes del motor para amantes del motor. En 2012 la unión de varios amigos apasionados al motor, concretamente a los rallyes decidieron unir fuerzas y crear REVISTAMOTOR. Con el objetivo de informar a los amantes del motor de todas las novedades y sucesos de este deporte de la forma más clara y objetiva.

MEDIO ACREDITADO

PANDA RAID

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra Política de Cookies.
Más información De acuerdo