RAPIDE E: DESVELADOS LOS SECRETOS DEL PRIMER ASTON MARTIN COMPLETAMENTE ELÉCTRICO
Featured

14 Septiembre 2018
Author 
  • El Rapide E será el primer vehículo eléctrico con batería (BEV) de Aston Martin.
  • Confirmado su nombre: “Rapide E”.
  • Desarrollado junto a Williams Advanced Engineering.
  • Se producirán un total de 155 unidades.
  • Sus dos motores eléctricos producirán más de 610 CV de potencia y 950 Nm de par, con lo que será el Rapide más potente.
  • Cuenta con un innovador sistema de baterías de 800V; el cargador DC/DC facilita una carga rápida, incluso con redes de 400 V.
  • Los coches se construirán en las instalaciones de Aston Martin en St. Athan.
  • Las primeras unidades se entregarán en el cuarto trimestre de 2019.

Aston Martin avanza a buen ritmo en el desarrollo de su primer vehículo eléctrico de producción, el Rapide E. La marca de lujo británica ha confirmado una nueva serie de detalles técnicos para esta edición especial, limitada a 155 unidades.

En estrecha colaboración con su socio de desarrollo, Williams Advanced Engineering (WAE), Aston Martin ha empleado su liderazgo en la tecnología de vehículos eléctricos para comenzar una nueva era en la tecnología de tren de potencia de Aston Martin y asumir los desafíos tecnológicos asociados al ensamblaje de las baterías y motores en el espacio disponible.

Durante todo el proceso de desarrollo, el equipo de ingeniería se ha centrado en crear un sistema de refrigeración adecuado para las baterías y el motor, con el fin de garantizar un rendimiento constante. Además, se han marcado exigentes objetivos de reducción de peso, utilizando aleaciones y materiales compuestos de carbono más ligeros.

El Rapide E contará con una batería eléctrica de 800V, con una capacidad de 65 kWh y más de 5.600 celdas de ion de litio 18650 en formato cilíndrico. Estas celdas se montan en un pack de baterías creado a medida y ubicadas en la posición del motor original V12 de 6.0 litros, su caja de cambios y el depósito de combustible. Este sistema de baterías alimenta dos motores eléctricos, situados en la parte trasera del vehículo, que producen una potencia combinada superior a los 610 caballos y unos colosales 950 Nm de par máximo.

La autonomía del Rapid E es de aproximadamente 320 kilómetros, según la normativa WLTP, si bien vehículo es capaz de recargar en una hora una autonomía de  297[1] kilómetros, empleando un cargador de 400 V/50 Kw. Por otra parte, el sistema de batería de alto voltaje de 800 V permite una carga más rápida, de casi 500[2] kilómetros de autonomía en una hora, empleando un cargador 800 V que entregue 100 kW o más.

Como cualquier Aston Martin, el Rapide E se está desarrollando con el objetivo de alcanzar un elevado rendimiento. La velocidad máxima proyectada para el Rapide E es de 250 km/h, alcanzado los 100 km/h en menos de 4 segundos y recuperando de 80 a 110 km/h en solo 1,5 segundos. Es importante destacar que estas cifras no se limitan a cuando las baterías están completamente cargadas. El objetivo ha sido obtener el máximo rendimiento durante cualquier estado de carga de la batería, como se esperaría de un vehículo convencional con motor de combustión interna. Esto incluye la capacidad de rodar una vuelta completa de Nürburgring sin ninguna reducción de la capacidad de la batería y la capacidad de hacer frente a las demandas diarias de repetidas aceleraciones y frenadas.

El exterior del coche y su carrocería también han sido aerodinámicamente optimizados y complementados con unos nuevos neumáticos. Calzado con unos Pirelli P-Zero de menor resistencia a la rodadura y reducción de ruido, el Rapid E tiene como objetivo lograr un alto nivel aerodinámico, maximizar el agarre y la refrigeración, en comparación con el Rapide S estándar.

También ha sido un objetivo para el proyecto el retener y mejorar las sensaciones, carácter y  entrega de potencia del motor V12 del Rapide S. Con este fin, se ha prestado especial atención al desarrollo y puesta a punto del tren de potencia eléctrico y al chasis; centrados, especialmente, en la integración del software. Los dos motores eléctricos traseros del Rapide E cuentan con un diferencial autoblocante, que combinado con los nuevos reglajes de muelles y amortiguadores, garantiza las características de conducción por las que es famoso el Rapide S de combustión.

Aunque el Rapide E se construirá en un volumen muy reducido, está sujeto a los estrictos y exhaustivos protocolos de prueba de Aston Martin con el equipo WAE, dedicado a trabajar estrechamente con el personal de Aston Martin para garantizar que cada aspecto del programa de prueba del prototipo siga los procedimientos establecidos de la marca. Excepcionalmente, los clientes serán una parte extendida del programa Rapide E, pues sus comentarios y experiencias de conducción brindarán a la marca apreciadas valoraciones que ayudarán a dar forma y mejorar los futuros EV de Aston Martin.

Además de WAE, el programa Rapide E cuenta con el apoyo de otros socios técnicos, incluido Hyperbat Limited, una nueva empresa conjunta entre Williams Advanced Engineering y Unipart Manufacturing Group, como fabricante de baterías; Integral Powertrain Technologies, para motores eléctricos; Xtrac, para la transmisión, y el consorcio del proyecto H1PERBAT con fondos del Advanced Propulsion Center.

En referencia al programa Rapide E, Andy Palmer, CEO de Aston Martin, ha declarado: “La responsabilidad medioambiental y la sostenibilidad son un reto global que tenemos que afrontar entre todos. Como ingeniero de automoción titulado, estoy orgulloso de que la industria del automóvil esté reduciendo sus emisiones nocivas y liderando el camino en la búsqueda de soluciones a largo plazo. Como CEO de Aston Martin, me complace especialmente trabajar con Williams Advanced Engineering y con el resto de nuestros socios tecnológicos para convertir el Rapide E en una realidad. Como nuestro primer coche de producción 100% eléctrico, el Rapide E acelerará nuestro conocimiento y nos ayudará a garantizar el carácter y el alto rendimiento de nuestros modelos eléctricos del futuro, y a mejorar las cualidades únicas que se encuentran en todos los Aston Martin tal y como los conocemos hoy. El Rapide E también nos servirá como un punto de inflexión en nuestra intención de relanzar Lagonda como la primera marca premium de cero emisiones del mundo”. 

El Rapide E será fabricado en las próximas instalaciones de producción de St. Athan, que han sido anunciadas como la futura “Casa de la Electrificación” para las marcas Aston Martin y Lagonda. Aston Martin admite el interés de sus clientes a través de la red de concesionarios, con el precio disponible mediante solicitud.

Las entregas a clientes están previstas para el cuarto trimestre de 2019.

84 Visitas
Ignacio

Galería Fotográfica

  

  

Videos

Revista creada y alimentada por amantes del motor para amantes del motor. En 2012 la unión de varios amigos apasionados al motor, concretamente a los rallyes decidieron unir fuerzas y crear REVISTAMOTOR. Con el objetivo de informar a los amantes del motor de todas las novedades y sucesos de este deporte de la forma más clara y objetiva.

MEDIO ACREDITADO

PANDA RAID

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información y limitar el uso de cookies en nuestra Política de Cookies.
Más información De acuerdo