Previo II Subida Cebreros - Arrebatacapas

Escrito por Julio Rodríguez. Publicado en Castilla y León

Tras el rotundo éxito de la primera edición, la Escudería Milenio ha vuelto a apostar fuerte para la disputa de la segunda edición de esta prueba.

La prueba es puntuable para el campenato de Castilla y León de Montaña, puesto que en última instancia la Federación de Castilla - La Mancha declinó que fuese puntuable para sus campeonatos.

La subida, que consta de un recorrido de 4.650 metros, se disputa por la carretera AV-503 que une las localidades de Cebreros y San Bartolomé de Pinares. No obstante, seríamos mucho más justos si nos referimos a ella como el mítico Puerto de Arrebatacapas, recorriendo esta prueba desde la salida de Cebreros hasta el cartel del alto del puerto situado a 1.068 metros, es decir, la parte más vistosa del dicho puerto antes de adentrarnos en el valle, que se disputa como tramo de rallyes. Incluye la zona de las míticas horquillas de Arrebatacapas, donde a pesar de ser en subida, los participantes pueden deleitarnos con sus habilidades de conducción. 

Los participantes se enfrentaran a una pendiente media aproximada en torno al 5-6%, aunque hay algunas rampas que superan el 9%. La carretera es de asfalto rugoso, bastante abrasivo y que se encuentra en perfecto estado, con un ancho aproximado de unos 4 metros y medio, y sin apenas señalización en el suelo. El desnivel que se salva no es excesivamente grande, ya que no llega a los 300 metros entre los casi 800 de Cebreros y los 1.068 del cartel. 

Se disputarán tres mangas oficiales el domingo, con un pequeño entrenamiento que dará comienzo a las 9:00 horas y las tres subidas oficiales a continuación, para celebrar la entrega de premios a las 16:00 horas en la Plaza de España de Cebreros. La verificaciones técnicas y administrativas tendrán lugar en la misma plaza a partir de las 17:00 horas del sábado. 

La lista de inscritos se ha visto reducida a unos 50 vehículos para hacer la prueba más dinámica, con cuatro monoplazas para Pedro Flores, Juan Antonio Castillo, Clemente Rueda y Jesús Pascual. Entre los carrozados destaca la presencia de los Porsche 911 GT3 de Jesús García y Juan José Abia, El Seat León de Ismael Arquero, el Mitsubishi EVO VI de Javier García, Luis García y el Peugeot 308 Cup Racing o el Suzuki Swift de Andrea de la Fuente. Destaca también la vuelta a la competición del Seat Ibiza Cupra 2.0 16V de Jesús Rufes o del mismo vehículo en versión 1.8 Turbo de Alberto Jiménez tras un año sabático. 

El tiempo previsto para la subida es nublado, con una temperatura que crecerá desde los doce grados de las nueve de la mañana a los 20 que se esperan en torno a las 2 de la tarde, con fuertes rachas de viento. No obstante, no hay que olvidarse que estamos en un puerto de montaña famoso por la fuerza con la que el viento actúa y en la provincia de Ávila, por lo que la sensación térmica será menor. 

Como accesos a la zona de la prueba tenemos la posibilidad de acceder desde la propia localidad de Cebreros (N-403), La Cañada (CL- 505) o San Bartolomé de Pinares (AV-503). Como siempre, se recomienda acceder con antelación suficiente al corte de carreteras, para escoger una buena ubicación en donde podamos estacionar el vehículo fuera del trazado y sin pisar el asfalto. 

Desde RevistaMotor.eu pedimos que #DefiendeLosRallys no sea sólo una etiqueta en las redes sociales si no una forma de comportarse en estos eventos deportivos. Por ello, nos gustaría recomendar a nuestros lectores que cuiden su seguridad situándose en lugares elevados, alejados de la carretera y a poder ser habilitados para el público. Además, cuidar el medio ambiente del que forma parte nuestro deporte es también tarea nuestra, por ello rogamos encarecidamente no arrojar basura al suelo, guardándola en bolsas  de basura que podremos tirar en los contenedores disponibles ni por supuesto encender hogueras o fogatas que pueden ocasionar un incendio. Además, la seguridad vial también es importante, ya que los pilotos cuentan con grandes medidas de seguridad en sus vehículos, medidas que un coche de serie no dispone. Respetar los límites de velocidad, conducir de forma prudente y no consumir sustancias que pueden afectar a nuestras capacidades harán que podamos disfrutar de la prueba sin comprometer nuestra seguridad.