SÁBADO EN AUSTRALIA: NEUVILLE LIDERA, MIKKELSEN ABANDONA

Escrito por Ignacio. Publicado en WRC Australia

THIERRY NEUVILLE APROVECHÓ EL ERROR DE SU COMPAÑERO DE EQUIPO ANDREAS MIKKELSEN PARA LIDERAR EL KENNARDS HIRE RALLYE DE AUSTRALIA EL SÁBADO POR LA NOCHE.

 

Al llegar a la jornada final del domingo, Neuville aventaja a Jari-Matti Latvala por 20.1 segundos y está camino de lograr el segundo puesto en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA por tercera vez en cinco años.

Se situó líder cuando su compañero Mikkelsen, que dominó la jornada de apertura del viernes en las carreteras de tierra en la costa este de Nueva Gales del Sur, tocó con un talud.

Las esperanzas de Mikkelsen de repetir su victoria de hace 12 meses se esfumaron cuando el impacto perforó sus neumáticos delantero y trasero izquierdo. El noruego solo tenía una rueda de repuesto a bordo y abandonó.

"Sucedió unos 2 km después de la salida en un salto a derechas, en tercera o cuarta. Toqué el talud por fuera con bastante fuerza. A veces te sales con la tuya y otras veces no. Esta vez no lo hicimos. Es devastador”, explicó.

Neuville tomó la delantera pero estuvo cerca del desastre en la misma especial en una curva engañosa que atrapó a muchos otros.

Mikkelsen: "Es devastador"

“Me fui recto en un cruce. Seguía las trazadas en la carretera, frené demasiado tarde y tuve que retroceder. Fue un giro complicado, sabía que se estaba apretando pero no sabía cuándo”, dijo el belga, que dañó la caja de cambios en su prisa por recuperar el camino.

Latvala aprovechó la salida de Neuville para situarse a unos pocos segundos con su Toyota Yaris, pero Neuville logró dos scratch para alejarse y dejar frustrado al finlandés.

"Si Thierry mantiene esa velocidad, no tengo ninguna posibilidad. Cuando uso neumáticos mixtos, el equilibrio del coche no es bueno y no estoy tan seguro como esta mañana. No he corrido tanto en este coche con el pack de neumáticos combinados y ahora parece un problema para mí”, dijo.

Las esperanzas de podio de Kris Meeke se evaporaron cuando el británico tocó un puente y rompió la suspensión trasera derecha de su Citroën C3. Promovió a Ott Tänak, el único rival de Neuville para el segundo lugar en el campeonato, al tercer lugar con un Ford Fiesta, 20.5 segundos por detrás de Latvala.

Craig Breen fue cuarto con otro C3, 15.9 segundos por delante de Hayden Paddon. Que se salvó cuando una rama perforó la rejilla frontal de su i20 y se acercó peligrosamente al agujero del radiador.

Sébastien Ogier es sexto, el cinco veces campeón del mundo rompió el parachoques delantero de su Fiesta después de cortar un talud y trompear. El francés está cómodamente alejado de Stéphane Lefebvre, quien sobrevivió a dos trompos con su C3.

Elfyn Evans, Esapekka Lappi y el piloto local Nathan Quinn completan el Top 10.

La jornada del domingo comprende cinco especiales más que sumarán 64.64 km en la misma área que ayer. La especial final de Wedding Bells será el Power Stage retransmitido en directo por TV y se otorgarán puntos extra para los cinco pilotos más rápidos.